Cómo hacer un currículum vitae

Hoy en día, un currículum vitae supone una de las principales herramientas para presentarnos profesionalmente; por eso es fundamental dedicarle tiempo y construir uno que despierte la atención de los reclutadores. En este sentido, es importante que, tengamos en cuenta que no existe un modelo único para hacer un currículum perfecto y que el objetivo fundamental no es lograr un empleo.

¿Cuál podría ser, entonces, el objetivo fundamental de un CV? El objetivo principal, es logar una entrevista. Por tal motivo, debemos saber comunicar de manera breve, concisa y precisa todo lo que queremos transmitirle a la empresa.

Un CV, es un documento que resume todos nuestros datos personales, académicos y profesionales; es por ello, que debemos adecuarlo a la oferta de trabajo, teniendo en cuenta que debemos traslada, de la forma más atractiva posible, que somos el candidato perfecto.

¿Cómo podemos estructurarlo?

  1. Nombre, apellidos y título profesional (indicando la especialidad a la cual nos dedicamos).
  2. Fotografía: hay mucha controversia respecto a este tema; lo que sí está claro es que si queremos poner una fotografía, ésta debe ser de calidad, actual y lo más profesional posible.
  3. Datos personales de contacto: con un email y un número para poder contactar es suficiente. Parece algo obvio, pero muchas personas a la hora de poner una dirección de email, no es consciente de que existen diferentes nombres de usuario que pueden restar profesionalidad, por lo que con las direcciones de email, también debemos ser especialmente cuidadosos.
  4. Objetivo profesional: se trata de demostrar que tenemos un objetivo. Poner qué buscamos y cuál es nuestro interés respecto a un puesto, si es coherente con la vacante deseada, puede ser un valor añadido a nuestro CV.
  5. Perfil profesional: en donde pondremos quiénes somos y a qué nos indicamos, indicando tres competencias que nos definan (por ejemplo si tenemos orientación al logro, capacidad de aprendizaje,… son habilidades que podemos incluir perfectamente en esta parte de la estructura del CV).
  6. Experiencia profesional: lo más recomendable es poner la experiencia más actual al principio, yendo de esa hasta la más antigua. En este apartado, es importante que señalemos el nombre del puesto, el nombre de la empresa, el periodo de tiempo que hemos estado, así como una descripción resumida de las tareas que hemos realizado.
  7. Formación académica y formación complementaria: debemos señalar sólo áquellos estudios más importantes y que aporten valor; es decir, si tenemos una titulación universitaria, se da por hecho que para llegar a ella, antes hemos superado las anteriores. En este caso, detallaremos el centro o escuela, la especialidad, así como el periodo de tiempo en el cuál realizamos nuestros estudios y/o cursos.
  8. Datos de interés: idiomas así como habilidades en conocimientos informáticos y tecnológicos relacionados, indicando nuestro nivel de competencia (sobre todo si se tiene poco recorrido profesional).

Como indiqué al inicio, no existe una plantilla que nos haga realizar el CV ideal; sí que es cierto que existe información vital que debemos incluir en uno (señalada en los puntos anteriores), pero más allá de eso, creo que lo más importante es que nos sintamos cómodos de cara a poder defenderlo en una entrevista.

Verónica Blázquez.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s